EL DILEMA DE LEER LAS ETIQUETAS, CUANDO LAS HAY

Un consumidor informado puede tomar mejores decisiones, siempre y cuando la información que se le entregue sea totalmente transparente, clara y visible. ¡Y debe ser legible!

El pasado 25 de julio de 2019 escuché en una emisora la entrevista que daba un abogado defensor de la industria de alimentos procesados, en el marco del proyecto de Ley 214 de 2018 de etiquetado que se adelantaba en el Congreso por esos días, proyecto de ley que fue derogado por el Congreso ese mismo día. El abogado defendía que no se incluyera el etiquetado en los paquetes y argumentaba: “pues que los niños lean la tabla nutricional del respaldo”. Con mucha certeza y autoridad moral lo repitió varias veces durante la entrevista.

Esta persona hacía referencia a las comidas procesadas y de paquete que llenan los estantes frontales de todos los supermercados, así como las bebidas azucaradas que saturan las neveras de las tiendas de barrio. Y lo hacía en respuesta a un proceso que se llevó a cabo por una iniciativa ciudadana apoyada con cooperación internacional, para exigir un etiquetado frontal en todos los alimentos de paquete y bebidas azucaradas.  Menos azúcar y sodio, resulta en menos problemas de salud para niños y adultos; menos problemas de obesidad y diabetes; en definitiva, menos muertes prematuras que podemos perfectamente prevenir.

Si bien para un niño es complejo poder leer una etiqueta, también podría ser un reto para los adultos. Ahora, ¿al momento de comprar su vehículo los adultos miran las etiquetas?

Para mostrar lo frustrante que esto puede llegar a ser llevamos a cabo con Valentina Perdomo y Sebastián Torres de Despacio.org una revisión de la publicidad de las 20 líneas de vehículos que más se vendieron en Colombia durante el 2019.

En septiembre de 2019, la Resolución 536 de 2019 hizo obligatorio que en todo anuncio de carros se hiciera explícito la inclusión o no de seis íconos de seguridad vial.  Algunos de estos elementos de seguridad no son reglamentarios en Colombia, es decir no se exige que todos los carros entren al país con dicha tecnología. Los elementos de seguridad son:

Frenos ABSBolsas de aire frontalesSistema ISOFIX*Control Electrónico de Estabilidad*Alerta de Colisión Frontal*Frenado Autónomo de Emergencia*
Reglamentario desde 2018[1]. Sistema que evita que la llanta patine ante una frenada en seco.Reglamentarias sólo 2 frontales desde 2018[2].
Se activan durante una colisión con la función de retener al ocupante del vehículo.
Estándar no reglamentario para Colombia. Conjunto de anclajes rígidos que evitan el movimiento de la silla infantil en caso de choque.Estándar no reglamentario para Colombia. Evita pérdidas de estabilidad, volcamientos y “trompos”Estándar no reglamentario para Colombia. Sensor de proximidad con alarma sonora.Estándar no reglamentario para Colombia.
Sistema que detecta posibles colisiones y es capaz de frenar el vehículo sin asistencia humana.

[1] Resolución 0003752 de 2015. “Por la cual se adoptan medidas en materia de seguridad activa y pasiva de los vehículos automotores, remolques y semirremolques”. Colombia. Octubre 6 de 2015.

[2] Ibidem.

*Elementos de seguridad que son recomendados, pero que no son obligatorios para los carros nuevos que se comercializan en Colombia.

Luego de realizar una búsqueda en las páginas web[3] de cada una de las marcas de vehículos para Colombia, descargar las fichas técnicas, buscar los íconos en la parte inferior de la imagen de referencia (que en muchos casos no estaban allí), encontramos que de las 10 líneas de automóviles más vendidas en el país tan sólo cumplen con tres de los seis elementos de seguridad recomendados requeridos. (Imagen 1). Imagen 1. Información sobre los equipamientos mínimos que deben aparecer en la publicidad de vehículos en Colombia


[3] Búsqueda realizada el 15 de marzo de 2020, para las páginas web de las líneas automotrices en Colombia.

Pero la lectura del etiquetado acarrea otro reto para el consumidor, pues independientemente de si el carro lleva o no el aditamento, el ícono siempre va a aparecer en la publicidad, sólo que llevará encima un chulito (ü) si lo incluye o una (x) si no incluye el aditamento. Así que un lector desprevenido a simple vista puede creer que si hay presencia de todos los íconos es porque el carro los tiene.

Por otra parte, está la ubicación de los íconos en la publicidad, si bien en todos es reglamentario que aparezca en la parte inferior del anuncio, en algunas marcas esta información sólo aparece hasta el final de toda la página de búsqueda.

Imagen 2. Ejemplos de fichas técnicas de vehículos y la información sobre íconos de los equipamientos de seguridad vial

Fecha de consulta: Marzo 15 de 2020

Así mismo, está la confusión que genera el término Frenado Autónomo de Emergencia, tecnología que no requiere de la injerencia humana, es decir este aditamento frena el carro por sí solo. Sin embargo, algunas marcas lo confunden con unos de “frenado asistido” cuando el conductor pisa el pedal de freno. La diferencia es gigantesca, ya que la reacción humana puede tardar unos segundos y esos segundos pueden ser la diferencia entre un peatón muerto o un peatón que sólo se llevó un susto y siguió su camino.

Finalmente, y para mayor frustración, si bien estos aditamentos pueden estar incluidos en el vehículo, puede que no sean los necesariamente recomendados por la WP29, ya que Colombia no se ha adherido al Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación Sobre Vehículos. Esto quiere decir que puede que esté el aditamento, que cumpla con lo requerido por la Norma Técnica Colombiana, pero que no sea el más actualizado, ni el mismo que se pida en la Unión Europea o en otros países que sí se han acogido a este acuerdo internacional.

Abajo encontrarán un mapamundi que indica los países que han adoptado los estándares vehiculares que más salvan vidas, recomendados por la ONU, 40 cumplen con ellos en su totalidad:

Imagen 3. Países miembros de la ONU que cumplen con los 8 estándares internacionales que más salvan vidas en el mundo: ABS, Frenado autónomo de emergencia, cinturones y anclajes para cinturones, sillas infantiles y anclaje ISOFIX, Control Electrónico de Estabilidad, protección a choque frontal, protección a choque lateral y de poste.

Fuente: OMS, 2018.

Ponerse en los zapatos del consumidor fue todo un reto, no es imposible, pero es importante saber buscar. En este caso, importante que intentemos comprar un carro que además de lo reglamentario (frenos ABS y dos airbags) tenga Control Electrónico de Estabilidad y anclajes ISOFIX. La invitación a los lectores es que ingresen a la página www.carrosmasseguros.com, se informen y puedan tomar decisiones basadas en la seguridad.