JAY WALKING, MOTORDOM Y OTRAS HISTORIAS DE TERROR – PARTE 2

En el post anterior hablamos del nacimiento de la palabra Jay Walking y cómo se consolidó tras el nacimiento de la cultura automotriz de los Estados Unidos. Sin embargo este no sólo fue un término de moda, sino un concepto que llevó a una transformación cultural orientada al vehículo y condicionando el desarrollo urbano y el diseño vial en el Siglo XX.

Paralelo a la entrada del vehículo automotor, en los años 20’s esto se hizo todo un lobby político permanente para que la planeación urbana se diera en torno al nuevo miembro de la sociedad: el automóvil. Cuenta Peter Norton:

“En 1920, los lobistas de la industria automotriz (o los “motordom”, como a veces los llamaban) propusieron que la construcción social habitual en la calle estaba desactualizada y que solo un cambio revolucionario en la percepción podría aliviar la congestión y prevenir accidentes”[1]

Y concluye The Vancouver Sun:

“Ahora el peatón se convirtió en el intruso, el jaywalker. Aquellos que quisieran cruzar la calle tendrían que ir a un lugar asignado y caminar entre las líneas, el cruce de peatones, o esperar una señal antes de continuar. Los niños, por su seguridad, ya no podían jugar en la calle”[2].

Esta historia no es ajena a otras, hace 70 años los médicos identificaron un crecimiento en enfermedades cardiovasculares relacionadas con el consumo del azúcar, esta industria pagó a científicos de Harvard para desmeritar los verdaderos efectos que tiene en la salud.

Imagen 1. Investigaciones que correlacionan enfermedades cardiovasculares con el consumo de azúcar. Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27617709 consultada 11 de marzo 2020.

El sembrar en la sociedad mitos y percepciones, distorsionan nuestra escala de valores y en definitiva nos llevan a bloquear sentimientos de justicia y compasión por los demás, en nuestro caso por el más débil en la vía[3].

Volviendo a nuestro análisis del cambio en la escala de valores, Jay walkers, Motordoms, cualquier otro anglicismo intermedio, son parte de una estrategia que no sólo influenció la publicidad dada al consumidor, sino que permeó el conocimiento dado a los ingenieros de tráfico, técnicos, gobernantes, periodistas, urbanistas, entre otros, que empezaron a diseñar las calles para la comodidad del automóvil.

¿Qué está mal en todo esto?, llegamos a un punto muy importante, nos volvimos amnésicos sociales, desconocedores sobre la responsabilidad de la industria automotriz de producir vehículos seguros, de generar tecnología y estándares para que la máquina frenase automáticamente ante cualquier presencia de un ser vivo, que regulara la velocidad en vías urbanas, que contara con un dispositivo que evite la pérdida del control, el derrape y posible



[3] Understanding carnism for effective vegan advocacy – Melanie Joy. IARC 2016.

[2] https://vancouversun.com/news/community-blogs/motordom-defined consultada 11 de marzo 2020.

[1] Norton, P. “Fighting traffic: the dawn of automotive industry”. MIT, 2008.